Español English Français

X

  • ¿Qué es una traducción jurada?
Aunque suene parecido, traducción jurada y traducción jurídica no son conceptos intercambiables, aunque una traducción puede ser a la vez jurídica y jurada. Del mismo modo, la traducción jurada abarca más temas que los meramente jurídicos, pudiendo referirse a prácticamente cualquier ámbito.Otra confusión que suele producirse a la hora de prestar servicios a nuestros clientes es que, en su afán por garantizar la calidad de sus proyectos, piden sistemáticamente traducciones juradas, cuando en la mayoría de los casos no hubiera sido necesario y hubiera bastado una traducción “simple” especializada.En Traducciones Políglota, todos y cada uno de nuestros proyectos cumplen con los estándares de calidad más exigentes, independientemente del hecho de que una traducción sea jurada o simple/especializada.

Lo que realmente distingue a una traducción jurada es su carácter oficial, es decir, su certificación como traducción exacta y veraz de un texto original, que tiene validez legal por haber sido realizada por un traductor jurado habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para traducir documentos oficiales.

traduccion jurada

  • ¿Cómo saber si lo que necesita usted es una traducción jurada y cuáles son sus características?

    La primera pregunta que debe hacerse es la finalidad del documento que se va a traducir y el tipo de organismo ante el que debe presentarse.Normalmente necesitará una traducción jurada para sus trámites ante organismos o instituciones oficiales, que requerirán que presente documentos con sus traducciones correspondientes a una o varias lenguas extranjeras, como pueden ser ministerios, organismos de la Administración Pública, juzgados o registros, o también universidades u otros centros educativos.Entre este tipo de documentos, a modo de ejemplo, se encontrarían los siguientes:

    Contratos, escrituras, poderes o estatutos que se hayan redactado originalmente en una lengua extranjera o que deban presentarse en otros países, por ejemplo, en el marco de una licitación pública.

    Documentos judiciales por hechos cometidos en el extranjero o para juicios que tengan lugar en otros países.

    Convalidaciones de títulos, expedientes académicos u otros documentos universitarios.

    Certificados de matrimonio, sentencias de divorcio, partidas de nacimiento o defunción.

    Las características principales de una traducción jurada son, ante todo, que cada una de las páginas de la traducción debe llevar el sello del traductor que jura, y que su firma debe aparecer al final del documento dando fe de que es totalmente fiel al documento original. Se deberá presentar al traductor jurado el documento original, incluyendo sellos, timbres, firmas o apostillas, en su caso.

    En cuanto a la presentación de su traducción jurada ante el organismo o institución competente, deberá ir acompañada en todo caso del documento original o de una copia compulsada del mismo. En ocasiones, para la legalización de documentos públicos en el extranjero, se le podrá exigir que el documento original vaya acompañado de la Apostilla de la Haya, que permite reconocer la eficacia jurídica de cualquier documento público que haya sido expedido en los países que forman parte del Convenio de la Haya. En tal caso, el traductor jurado también deberá traducir dicha Apostilla.

    Consúltenos si necesita más información sobre la traducción jurada.

    Presupuesto