Español English Français

X

¿Por qué los países se llaman así?

Alguna vez te habrás preguntado por qué un gran número de países comparten las terminaciones de sus nombres. Una de las más comunes es la formada con el sufijo latino «–ia», cuyo significado podría traducirse como «país de los…». Durante la edad media se formaron nombres como Arabia, Persia, India, Mauritania, Etiopía, Somalia, Mongolia, etc.

En las lenguas germánicas se hacía igual pero con el sufijo germánico «–land» (cuya traducción a nuestro idioma es «tierra»). En los países de influencia germánica se llaman así: Irlanda, Islandia, Groenlandia, Finlandia, Holanda. El añadido de «-a» o de «-ia» depende de las distintas adaptaciones al castellano de la terminación germánica.

En la época colonial continuó el uso del sufijo «-ia» para algunos nombres creados por europeos latinos ignorando el nombre vernáculo: Australia, Bolivia, Colombia, (en honor a los Austrias, Bolívar y Colón) y «-land» por los germánicos (Swazilandia, Tailandia, etc.).

En la Francia medieval, a pesar de ser un país de influencia latina, se empezó a utilizar en ocasiones el sufijo «-terre». Así por ejemplo, en francés se formó Angleterre (Inglaterra, cuya traducción es «tierra de los anglos»), que en inglés (debido a su influencia germánica) acaba en «-land» (England). En cambio, en latín se utilizaba «Anglia», nombre que aún se usa en la región inglesa de «East Anglia».

El nombre de España viene de «Hispania». La evolución del latín hacia el francés generó términos como Allemagne, Bretagne o Espagne. Esta terminación francesa se introdujo en el castellano, y las terminaciones en «-nia» se transformaron en «-ña». Por ello ahora se dice Gran Bretaña y no Gran Britania, Cerdeña (procedente de «Sardinia»), o Cataluña (de «Catalonia»).

Curioso es el caso de Portugal. Antiguamente la ciudad de Oporto se llamaba «Cale». Dada la importancia del puerto, la ciudad pasó a llamarse «Portus Cale». Esta zona se independizó del Reino de León en la Edad Media, pasando a llamarse «Reino de Portus Cale», que dio lugar al término Portugal. Y «Cale» pasó a llamarse simplemente «Porto» (Oporto).
El sufijo «-stan» es una terminación común entre los territorios y países donde habitaron los antiguos pueblos indo-iraníes (actual Asia Central y Asia del Sur). Su significado, en persa, se puede traducir como «territorio de» o «tierra de». Cada uno de los nombres de estas regiones tiene un sentido específico que se completa con su prefijo. Por ejemplo, el prefijo «pakis-» podría traducirse como «pureza», lo que confiere al país el significado de  «tierra de pureza», «tierra de los puros». Del mismo modo, otros países con este sufijo, como Afganistán, podrían traducirse como «territorio/tierra» de los afganos, Turkmenistán «territorio/tierra» de los turcomanos, Kazajistán: «territorio/tierra» de los kazajos, etc.

1 Likes
8518 Views

Vous aimerez également

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies